Los siete fundamentos del Liberalismo Clásico

 

  1. Derechos humanos a la vida, libertad y propiedad.
  2. Separación de lo privado, que pertenece a la sociedad civil y a sus instituciones voluntarias, y lo público, que pertenece al Estado.
  3. Gobierno limitado a los fines de la protección de los derechos humanos, mediante sus funciones en defensa y seguridad, tribunales de justicia, y obras públicas de infraestructura.
  4. Gobierno limitado en sus facultades y poderes, y en sus gastos y recursos, a los estrictamente necesarios para el cumplimiento de sus fines y funciones.
  5. Mercados libres de violencia y fraude.
  6. Propiedad privada de la propia persona, sus bienes y contratos.
  7. Devolución a las instituciones privadas de la sociedad civil –familias, iglesias, escuelas, empresas, partidos y demás asociaciones voluntarias– de todas las funciones y actividades, poderes, libertades y recursos actualmente usurpados por el Estado.

 

 

Comments are closed.

Desarrollado por Intercut Media